Contraindicaciones de la depilación láser

 

Contraindicaciones de la depilación láser

Es cierto, que para casi todo el mundo la depilación láser es un procedimiento seguro y muy efectivo, aunque como ocurre en todos los tratamientos estéticos, nos podemos encontrar con una serie de contraindicaciones que siempre es mejor conocer y tener en cuenta antes de someternos a la primera sesión. Sólo así podrás someterte a una depilación láser sin riesgos.

Una de las contraindicaciones de la depilación láser más importantes, y que hay que mirar con lupa, tiene que ver con los medicamentos. Por ejemplo, si estás tomando Isotretinoina tópica por problemas de acné, es necesario que no te sometas a un tratamiento de depilación láser de seis meses a un año después de haber interrumpido la toma, ya que podrías tener riesgo de quemaduras. Se trata de un medicamento altamente fotosensible. Hay también drogas fotosensibles que se activan por la luz ultravioleta y que pueden estar contraindicadas, entre ellas los esteroides, los antibióticos y los analgésicos, los cuales también pueden interferir en el tratamiento.

Por otro lado, si tienes la piel quemada por haber tomado el sol o te has realizado alguna cirugía como peelings químicos o cirugía láser, estos tratamientos no pueden ser llevados a cabo. Otras condiciones médicas que deben ser evaluadas con precaución son la soriasis, los problemas sanguíneos o las reacciones alérgicas severas. Además, si tienes alguna infección causa por Herpes, es importante que siempre se lo comentes al médico que te realizará la depilación láser. Es conveniente que antes de comenzar el tratamiento pases varios días tomando medicación antiviral y que continúes el tratamiento al menos una semana más.

Si te preguntas si se puede hacer la depilación láser estando embarazada, la respuesta es sí. Se han realizado muchas estudios en relación a la depilación y el embarazo y no existen resultados que demuestren que los tratamientos de depilación láser sean peligrosos durante el embarazo. Aún así, hay muchas mujeres que deciden interrumpir el tratamiento o no realizárselo hasta dar a luz. Y es que, siempre es mejor prevenir que curar y más cuando está en juego nuestro bebé.

Leer Más